Saltar al contenido

Guía de viaje de Lisboa [Portugal] – La ciudad blanca

27 junio, 2018
guia-de-lisboa

Alzada a orillas del río Tajo, el horizonte amplio de la ciudad, su ambiente sencillo y su agradable mezcla de estilos arquitectónicos se combinan de tal forma que la convierten en la urbe preferida por muchos visitantes. A pesar del esfuerzo requerido para franquear sus colinas, es bastante sencillo orientarse en ella, ya que la mayoría de las actividades cotidianas se concentran en la parte baja.

El Mosteiro dos Jerónimos es uno de sus atractivos más notables, su construcción se inició aproximadamente en 1502 y culminó hacia finales de siglo. Este edificio resistió el gran terremoto de 1755 y, actualmente, sigue siendo el ejemplo más claro de la arquitectura manuelina lisbonesa. Cerca de allí se levanta la Torre de Belém, monumento de estilo manuelino situado sobre el río Tajo, probablemente el más fotografiado de Portugal.

Lisboa cuenta con numerosos museos de interés, entre los que destacan el Museu Nacional do Azulejo, que contiene una magnífica exposición de azulejos decorativos; el Museu Nacional de Arte Antiga, que alberga la colección nacional de obras de pintores portugueses; y el inmenso Museu Calouste Gulbenkian, considerado el mejor de Portugal, con exposiciones de pintura, escultura, alfombras, monedas y cerámicas de todo el mundo.

Los barrios de Baixa y Alfama también brindan innumerables atractivos. Allí se pueden encontrar algunos de los lugares más antiguos y maravillosos de la ciudad: calles empedradas, plazas y callejuelas que albergan mercados y artesanos, edificios pintorescos y castillos.

Lisboa, asimismo, ofrece al visitante una animada vida nocturna, con bares de copas, discotecas, locales donde bailar al ritmo del jazz y de la música africana o turbarse con un fado. Los partidos de fútbol locales y las corridas de toros son las mayores emociones para disfrutar durante el día.

Geografía

Entre el Duero y el Tajo se extiende una zona montañosa. La cadena principal es la sierra da Estrela, donde se encuentra la cima continental más alta del país, el monte Torre de 1.993 metros. Al sur del Tajo se encuentra una gran llanura apenas alterada por sierras menores como Arrabida, Monchique y Caldeirao. El litoral es muy variado: extensas playas de arena y acantilados, cabos como los de Espichel y San Vicente, grandes estuarios y puertos industriales importantes en Oporto, Lisboa y Setúbal, calas, bahías y pequeños puertos pesqueros.

Clima

La ciudad suele tener un clima cálido entre abril y octubre. Durante el invierno, las lluvias son abundantes. En la zona del Vale do Tejo y Alentejo los veranos con cálidos y secos.

Cuándo ir

De clima templado, la ciudad puede disfrutarse especialmente entre los meses de abril a octubre, época en la cual el tiempo es en general muy agradable. Las lluvias, presentes entre noviembre y marzo. La mayor afluencia de turismo se concentra entre mediados de junio. El Carnaval y la Semana Santa se celebran con gran esplendor por todo el país.

Historia

Existen vestigios de ocupación humana en el área que hoy es Lisboa desde hace muchos millares de años. Cuenta la leyenda popular y romántica que Lisboa fue fundada por Ulises. En época romana, cerca de 205 a.C., se designó al lugar Olissipo. Con el paso del tiempo el nombre fue cambiándose por el de Olissipona y finalmente por el de Lisboa (del árabe Lixbûnâ). Los romanos dejaron en la ciudad un teatro y termas en el área que hoy se corresponde con la colina del castillo de San Jorge y Baixa. Con el final del Imperio Romano, llegaron tiempos en los que los vándalos, alanos, suevos y visigodos tomaron sucesivamente la ciudad.

En el año 719 fue conquistada por los árabes provenientes del norte de África, para 400 años después los cristianos reconquistarla gracias al primer rey de Portugal, Alfonso Henriques y su ejército de cruzados en 1147. El primer rey portugués le concedió fuero propio en 1179. La ciudad se convirtió en capital del reino en 1255. En los últimos siglos de la edad media la ciudad se expandió y se convirtió en un importante puerto para el comercio del Norte de Europa con las ciudades costeras del Mediterráneo.

El rey Dinis establece la primer universidad de Portugal en Lisboa. A su vez, de ella partirán numerosas expediciones en la época de los Descubrimientos (siglos XV a XVII), como la de Vasco da Gama en 1497. La ciudad refuerza su condición de gran puerto y de centro mercantil.

Al inicio del siglo XVIII, durante el reinado de Juan V, la ciudad es dotada con una gran obra pública extraordinaria para la época: el Acueducto de las aguas Libres. La ciudad fue destruida casi totalmente a causa de un gran terremoto, y se reconstruyó gracias al Marqués de Pombal. La cuadrícula adoptada en los planos de reconstrucción permitió diseñar las plazas de Rossio y de Terreiro do Paco, esta última con una bellísima arcada abierta al Tajo.

Tradiciones

En Portugal abundan las romerías, las fiestas y las ferias. Estos festejos son mayoritariamente religiosos y paralizan totalmente las ciudades y pueblos. Estas celebraciones son más tradicionales y menos turísticas en el norte del país.

El Carnaval es uno de los mayores acontecimientos; se caracteriza por las fiestas, los desfiles y las máscaras.

Durante la Semana Santa desfilan multitud de procesiones llenas de colorido. La Festa de São João donde el gentío danza por las calles y la Feira de São Martinho (Golegã; en noviembre) organiza exhibiciones de caballos, concursos de equitación y corridas de toros.

Gastronomía

En un país como Portugal que goza de muchos kilómetros de costa, los productos del mar adquieren especial importancia. El bacalao es el plato estrella por excelencia y los portugueses lo preparan de mil maneras diferentes. Las caldeiradas de pescado o la cataplana de marisco –sobre todo en la zona sur del país- es todo un placer hasta para el paladar más exigente. Respecto a la carne destaca el ‘cocido a la portuguesa’ elaborado con carne de cerdo y vaca, el cochinillo, el cabrito asado al horno y los callos de Oporto.

En la isla de San Miguel de Azores lo típico es el delicioso ‘cozido das Furnas’ que se cuece dentro de los géiseres de la localidad que da nombre al plato. Hay muchos y buenos quesos, como el de la sierra de Estrela, el de Azeitao, el ‘cabreiro’, el ‘rabaçal’ y el de la isla de Pico (Azores). Entre los platos típicos, se encuentran: las sardinhas assadas (sardinas asadas), los pastéis de bacalhau (pastel de bacalao) y el caldo verde (una sopa a base de col y patata).

Además de los mundialmente conocidos vinos de Oporto y de Madeira, destaca el ‘vinho verde’, los Douro y los Porto, los de Ribatejo, los del Portimâo, Albufeira, Faro y Tavira, entre otros.

Precios

A pesar de que los costes empiezan a ser más elevados a medida que Portugal está alcanzando el nivel fiscal de la UE, aún sigue siendo uno de los lugares más módicos para viajar en Europa.

Info de Interés

A continuación te facilitamos información de utilidad para tu viaje a Lisboa

Idioma oficial

Portugues

Días festivos

1 de enero: Año Nuevo. 8 de febrero: Carnaval. 25 de abril: Día de la Libertad. 1 de mayo: Día del Trabajo. 10 de junio: Día de Portugal. 24 de junio: Festividad de San Juan. 15 de agosto: Festividad de la Asunción. 5 de octubre: Día de la República. 1 de noviembre: Festividad de Todos los Santos. 1 de diciembre: Día de la Independencia. 8 de diciembre: Festividad de la Inmaculada Concepción. 25 de diciembre: Navidad.

Religión

La enorme mayoría de la población es católica y por cierto muy fervorosa. No en vano, ha comienzos del siglo XX se concretaron las apariciones marianas en Fátimas de las que, a propósito, era muy devoto el recientemente fallecido Papa Juan Pablo II.

Religión

97% católicos, 2% protestantes, 1% otras religiones

Seguridad

Según el Ministerio español de Asuntos Exteriores, las condiciones de seguridad en Portugal son «semejantes a las de España». Sin embargo, recomienda tener un cuidado especial con hurtos y robos de automóviles en zonas turísticas.

Visados

Los miembros de la Unión Europea y ciudadanos de Estados Unidos, Canadá, Australia y Nueva Zelanda no necesitan visado. Entre los ciudadanos de los países latinoamericanos, tan sólo los de Colombia y Perú necesitan visado para viajar a Portugal.

Vestuario

Ropa ligera y de algo de abrigo. Se aconseja llevar impermeable en cualquier época del año.

Electricidad

220 V, 50 Hz

Teléfonos

Se puede llamar al extranjero utilizando la Conexión Directa Internacional. Código telefónico del país: 351. Código para llamadas internacionales: 00. Código de Lisboa: 02 Desde las cabinas y los teléfonos que hay en bares y restaurantes se pueden hacer llamadas internacionales. Teléfonos móviles: La red de telefonía móvil en Portugal es del tipo GSM 900/1800. Fax: Su uso está muy extendido. Se pueden mandar faxes desde las cabinas y hoteles de la mayoría de las ciudades. Telegrama: La mayoría de los hoteles tienen servicio de telegramas para sus clientes. La oficina de telégrafos de la Praça D Luis 30-1, en Lisboa, está abierta de 09.00 a 18.00 de lunes a viernes. Internet: Hay cybercafés en casi todas las ciudades; algunas oficinas de correos también disponen de acceso a internet.

112

  • Policía
  • Ambulancia
  • Bomberos
  • Atención médica al turista

Sanidad

La calidad de los servicios médicos portugueses es equiparable a la de cualquier país de la Unión Europea. La mayoría de los países europeos tienen acuerdos de reciprocidad en materia de asistencia sanitaria. España tiene una convenio bilateral de asistencia sanitaria con Portugal. Los españoles que viajen a Portugal podrán beneficiarse de este convenio solicitando el formulario E-111 en cualquier oficina de la Seguridad Social. Para ello necesitarán acudir con el Documento Nacional de Identidad y la cartilla de la Seguridad Social.

Aeropuerto

Aeropuerto Internacional de Lisboa, Alameda das Comunidades Portuguesas, 1700-007.
Teléfono : 21 841 3500 Fax : 21 841 3675
Correo electrónico: contactar@ana-aeroportos.pt ó lisbon.airport@ana-aeroportos.pt
Página web : www.ana-aeroportos.pt

Ubicación : A 7 km. del centro de Lisboa

Transportes públicos

El transporte local se compone de tranvías, autobuses, metro y taxis; estos últimos abundan y son baratos. Los taxis portugueses son de color negro y verde aunque aún pueden estar en circulación los antiguos que eran de color beige-marfil. La propina es voluntaria, aunque lo recomendable es dar un 10% del total de la carrera. Por otro lado, Lisboa ofrece una amplia red de autobuses y trenes.
www.rede-expressos.pt y www.cp.pt

Ferrocarril

CP – Comboios de Portugal (Ferrocarriles de Portugal).
Calçada do Duque, 20 1249-109 Lisboa
Tel. 213 215 700 Fax. 213 473 093
webmaster@mail.cp.pt
Tel.: 808 208 208 (de 07.00 a 23.00)

Autobús

Rede Nacional De Expressos (Autobuses de Portugal) Praça Marechal Humberto Delgado – Rua das Laranjeiras 1500-543 Lisboa Tel: 213581460

Automóvil

Para acceder a Portugal desde España existen numerosos puntos, siendo los principales: Tuy en Pontevedra, Fuentes de Oñoro en Zamora, Ciudad Rodrigo en Salamanca, Badajoz en Extremadura y Ayamonte en Huelva. En cuanto al estado de las carreteras, Portugal goza de buenas conexiones entre las principales ciudades a través de autovías y autopistas (éstas últimas de pago). Respecto a las carreteras regionales y comarcales existen muchas diferencias y por ello es importante averiguar con anterioridad el estado de las mismas y, en función de ello, calcular la lejanía o proximidad en tiempo y no en kilómetros.

Barco

El puerto de Lisboa brinda múltiples formas de conexiones con muchos destinos.

Oficina de Turismo del Destino en España

Embajada de Portugal en España: C/ Pinar, 1 28006 Madrid Tfno: 91 782 49 60 Fax: 91 782 49 72

Embajada española en el Destino

Embajada de España en Portugal: Rua do Salitre, 1 1250 Lisboa. Tfno: 347 23 81/82/83 y 21 347 86 21/2 Fax: 347 23 84 y 21 342 53 76

Otros datos

Una cena
Entre 15 y 30 euros
Un café
1 euro
El autobús
1,40 euros
El Metro
0,40 euros

Guía de viaje de Lisboa [Portugal] – La ciudad blanca
Deja tu voto!